Continuación del Astika Parva

“Saunaka dijo”: “Oh hijo de  Suta, deseo  escuchar los nombres de todas las serpientes que cayeron  en ¡el fuego de sacrificio de las serpientes!

“Sauti respondió”: ” Muchos miles de personas y decenas de miles y miles de millones de serpientes cayó en el fuego. Oh más excelente Brahmana, tan grande es el número que no puedo contarlas todas. Hasta ahora, sin embargo, que yo recuerde, escucha los nombres que menciono de las serpientes principales echadas  en el fuego. Escucha primero los nombres de los principales de la raza Vasuki,  es el único, de color azul, rojo y blanco de forma terrible y enorme cuerpo y  veneno mortal. Desamparado,  triste y afligido por  la maldición de  su  madre, que cayó en el fuego del sacrificio, como  libaciones de mantequilla.

Cayeron en el fuego

“Kotisa,  Manasa,  Purna,  Cala,  Pala Halmaka,  Pichchala,   Kaunapa,  Chakra, Kalavega,   Prakalana,   Hiranyavahu,   Carana,   Kakshaka,  Kaladantaka   nacido de estas serpientes Vasuki,   cayeron en el fuego.   Oh Brahmana,   muchas otras serpientes,  nacidas, y de forma terrible y una gran fortaleza, fueron quemadas en la hoguera.    Ahora voy a hablar de las nacidas en la raza de Takshaka, oye sus nombres:   Puchchandaka,  Mandalaka,  Pindasektri,  Ravenaka,. Uchochikha, Carava,   Bhangas,   Vilwatejas ,   Virohana; Sili,  Salakara,   Muka,   Sukumara, Pravepana,   Mudgara,  Sisuroman,  Suroman  y   Mahahanu.   Estas serpientes nacidas de Takshaka  cayerón  en  el fuego y Paravata, Parijata, Pandara, Harina, Krisa, Vihanga, Sarabha, Meda, Pramoda. Sauhatapana   estas nacidas  en  la raza  de Airavata cayeron  en el fuego.   Ahora escucha, oh el mejor de los brahmanas,   los nombres de las serpientes que menciono nacidas de la raza de Kauravya:.   Eraka,   Kundala Veni,  Veniskandha,  Kumaraka,  Vahuka, Sringavera,   Dhurtaka,  Pratara  y  Astaka.  No nacidas  en la  raza  de Kauravya cayeròn  en el fuego,  que pueda oír los nombres que menciono, de esas serpientes dotadas  con la velocidad del viento y con veneno virulento, nacidas en la raza  de Dhritarashtra:  Sankukarna ,  Pitharaka,  Kuthara,  Sukhana  Shechaka;  Purnangada,  Purnamukha,  Prahasa,  Sakuni,  Dari,  Amahatha, Kumathaka,  Sushena,  Vyaya,  Bhairava,   Mundavedanga,   Pisanga, Udraparaka,  Rishabha,  Vegavat,  Pindaraka;  Raktanga,   Sarvasaranga, Samriddha,   Patha,   Vasaka;  Varahaka,  Viranaka,  Suchitra,  Chitravegika, Parasara,  Tarunaka,   Maniskandha   y   Aruni.

“Oh Brahmana,  aunque he recitado los nombres de las principales serpientes ampliamente conocidas por sus logros  no he sido capaz de nombrarlas  a todas, siendo incontables.   De los hijos de estas serpientes, los hijos de los hijos, que fueron quemados  y  caídos  en el fuego,  no puedo hablar. ¡Son tantos! Algunas de tres cabezas, algunas de las siete, otras de diez, de veneno semejante al fuego del final del  yuga y terrible en  forma,  ¡que fueron quemadas por miles!

  Muchas Otras Serpientes

“Muchas otras, de cuerpos enormes, de gran velocidad, altas como las cimas de las montañas, de la longitud de una yama, de un yojana, y de dos yojanas, capaces de asumir a voluntad cualquier forma y de dominar con maestría a voluntad cualquier grado de fuerza, de veneno como para el fuego ardiente,  afectadas por la maldición de una madre, fueron quemados en el gran “sacrificio”.