Continuación del Astika Parva

“Saunaka preguntó”: ¿Cuál gran Rishi se convirtió en  Ritwik en el sacrificio  de  serpiente del  sabio  rey  Janamejaya de la línea Pandava? ¿Quién también se convirtió en los Sadasyas en ese terrible sacrificio de serpiente, tan espantoso para las serpientes engendrando tal pesar en ellos? Es  importante para  usted,  describir todo esto en detalle,   Oh hijo  de Suta ¿podemos saber quién estaba enterado de los rituales del sacrificio de serpiente?

“Sauti contestó”: ‘recitaré los nombres de esos sabios que se convirtieron en Ritwiks  y Sadasyas del monarca.   El  Brahmana Chandabhargava se convirtió en el Hotri en ese sacrificio. Él fue de gran reputación, y nació en la raza de Chyavana,   fue el primero en  informarse sobre los Vedas.  El  viejo  Brahmana muy culto,  Kautsa, se convirtió en el Udgatri;    el cantor de los himnos  Védicos, canta  alabanzas Jaimini se convirtió en un Brahmana,     y Sarngarva,   Pingala los Adhvaryus, Vyasa con su hijo y los discípulos, Uddalaka, Pramataka, Swetaketu, Pingala, Asita, Devala, Narada, Parvata, Atreya, Kundajathara, el Brahmana Kalaghata, Vatsya,   el viejo Srutasravas nunca  cantaron  japas; ni  estudiaron   los vedas.    Kohala Devasarman, Maudgalya, Samasaurava, y muchos otros Brahmanas que habían conseguido  a través de los Vedas,  se convirtieron  en los Sadasyas en el sacrificio del hijo de Parikshit.

 Las terribles serpientes

“Cuando los Ritwiks en lo referente al sacrificio de las serpientes empezaron  a verter la  mantequilla clarificada en el fuego, las terribles serpientes,  comenzaron a caer en ella.  La grasa y  la médula de las serpientes cayendo en el fuego comenzaron a fluir como ríos.   La atmósfera se llenó  de un hedor insufrible  a causa de la quemadura incesante de las serpientes, e incesantes también fueron los gritos de las serpientes caídas  en el fuego y  en  el aire a punto de caer en ella.

‘Entretanto, Takshaka, ese príncipe de serpientes, tan pronto como  oyó que el rey Janamejaya trajo entre manos el sacrificio, fue al palacio de Purandara (Indra). Y la  mejor de serpientes, habiendo representado todo lo que había tenido lugar, había buscado despavoridamente la protección de Indra después de haber confesado su falla e Indra, complacido, le dijo: ‘ Oh príncipe de las serpientes, Oh Takshaka, no tienes  ningún temor de ese sacrificio de serpientes. El  Abuelo  fue apaciguado por mí para tu bien. Por consiguiente,  no debes tener   miedo. Deja que ese  miedo de su corazón sea disipado.

“Sauti continuó”:  ‘Así alentado  por él,  comenzó a habitar la morada de Indra  con  alegría y   felicidad. Excepto Vasuki, en vista de que las serpientes incesantemente estaban cayendo en el fuego y que su familia fue reducida a sólo unos cuantos, se volvió en extremo apesadumbrado.   El Rey de las serpientes sufrió de gran pena  y su corazón estaba a punto de quebrarse. Y llamando a su hermana, él habló a ella diciéndole: ‘  Oh  amable, mis extremidades están quemándose y  ya no veo los puntos en los cielos. Estoy a punto de caer  en pérdida de conciencia.   Mi mente está dando vuelta, mi vista está cayendo y mi corazón está rompiendo.   ¡Entumecido, puedo hoy caer en ese fuego resplandeciente! Este sacrificio del hijo de Parikshit es para la exterminación de nuestra raza. Es evidente que también tendré que ir a la morada del rey de los muertos. Llegado el momento, Oh hermana, debido que tú  fuiste  otorgada  por mí a  Jaratkaru,  para proteger a  nuestros parientes. Oh mejor de las mujeres de la raza de la serpiente,  Astika le pondrá fin al sacrificio que está ocurriendo. El Abuelo me dijo esto de viejo. Por consiguiente, pídale a  su estimado hijo que es versado en los Vedas y apreciado incluso por los viejos, para la protección de mí mismo y también de los que dependen  de mí “.’